Up in the air

El argumento de la película se centra en el trabajo de Ryan Bingham, interpretado por George Clooney. Ryan trabaja despidiendo gente, su trabajo le hace viajar muchísimo por lo que prácticamente vive en los aviones, las salas VIP de los aeropuertos y los buenos hoteles en los que pernocta. Ryan se nos presenta como un hombre libre, sin ataduras, que realiza su trabajo con eficiencia y disfruta tanto viviendo en hoteles y aeropuertos, que el auténtico suplicio es volver a su casa. Viajar constituye su vida. Y su seguridad se la dan los conocimientos que tiene para manejarla, desde los trucos para elegir la cola adecuada para facturar en los aeropuertos, hasta la manera que tiene para elegir el mensaje adecuado que le da a la gente que despide.

El protagonista tiene grandes conocimientos de psicología aplicada, pues la usa constantemente, aunque no se hable de ello en la película. Lo vemos en su dominio del entorno en el que se mueve, los aeropuertos y en su comportamiento en el desempeño de su trabajo. Precisamente la psicología del trabajo se ocupa de estudiar el entorno en el que interrelaccionan el trabajador y la empresa. Sus intereses son temas tales como la ergonomía o la selección de personal y todo con una finalidad fundamentalmente económica. Cuanto más adecuada sea la persona para su puesto y cuanto más cómoda esté en éste, tanto mejor será su productividad, aunque a veces nos intenten “vender” el aspecto contrario, el del bienestar de los trabajadores.

Basándose precisamente en ese aspecto y en estos tiempos de crisis, la empresa de Ryan está en auge. Hay mucha gente a la que despedir y él lo sabe hacer con dignidad, intentando dar esperanzas a la persona que de repente se ve en la calle. El sistema no es nuevo y se trata de decir al trabajador “tengo que prescindir de ti pero te voy a ayudar a conseguir otro empleo, incluso mejor que éste”. 

La actividad laboral es quizás el principal elemento organizador de la vida de una persona. Perderlo no significa sólo quedarse sin ingresos, significa quedarse sin saber qué hacer después de tener una vida organizada durante años. Esta nueva situación puede ser altamente destructiva para la persona y es lo que en muchas ocasiones pasa en la jubilación.

Ryan ayuda a las personas a superar esa situación, ese “limbo” según sus propias palabras. Con aparente frialdad y sin ningún atisbo de compasión, su estudiada actitud pretende indicar que el cambio no tiene por qué implicar una situación desesperada y que no es necesario dramatizar, sino planificar el futuro.

Pero por muy bien que haga Ryan su trabajo, eso no significa que las noticias que lleva sean bien recibidas por los afectados y hay que destacar aquí las emociones de los “despedidos” en la película. Son breves pero intensas. Cada frase que dicen es un problema de la vida real y creo que todos nos podemos sentir identificados con ellos pensando en nuestras propias reacciones si nos pasara algo semejante. 

up3Ryan también es un gran conferenciante, aunque el mensaje que transmite es bastante deprimente. Sus conferencias siempre hablan de una simbólica mochila que nos hace ver que todas nuestras “posesiones”, todas nuestras relaciones y compromisos pesan, nos atan y en el fondo nos impiden movernos. Como cualquier excursionista sabe, iríamos mucho más deprisa, nos cansaríamos menos y seríamos mucho más libres si vaciásemos esa mochila.

 Ryan viaja en primera, espera sus vuelos en la sala VIP con todo tipo de lujos, pero realmente, y aunque él no lo sabe, su vida está absolutamente vacía y su máxima aspiración es viajar diez millones de kilómetros para conseguir una tarjeta “oro” de una compañía aérea. En este estado de seguridad, un día aparece en su vida Alex, una mujer que viaja tanto como él, su alma gemela con la que inevitablemente entabla una relación sentimental, y que le sacará de su paraíso itinerante y le obligará a poner los pies en la tierra. Ryan descubre que Alex sí, viaja tanto como él, disfruta de los hoteles y restaurantes que conoce, colecciona tarjetas VIP como él, pero Alex guarda un secreto que Ryan desconoce.

Por otra parte su vida está a punto de cambiar. Natalie, una joven talento aparece en su empresa e intenta implantar un sistema para despedir a la gente por videoconferencia, lo cual economizaría costes. Así, la vida de Ryan da un vuelco importante, deja de viajar. Finalmente el sistema falla y Ryan consigue conservar retomar su trabajo y continuar viajando tal y como él quería, sin embargo algo ha cambiado en él, sus viajes dejan de ser el objetivo de vida y se da cuenta de que su mensaje está equivocado y que precisamente esas cargas de la mochila de las que la gente tiene que desprenderse son las que precisamente hace felices a las personas.

Os la recomiendo.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=hWp_CvJbgec]

La vida de los otros

Sensacional película protagonizada por el actor Ulrico Mühe en una interpretación tan soberbia como espectacular. Se sitúa en el régimen comunista de la Alemania del este de mediados de los 80, pero por encima de eso, la pelí­cula nos habla de la soledad del individuo, de aquel que estructura su existencia alrededor de unos ideales y el desasosiego que resulta al contemplar como estas ideas se hacen añicos al conocer el amor  mediante aprendizaje vicario.

¿Puede alguien escuchar esta música, escucharla de verdad, y ser una mala persona? exclamaba el dramaturgo Georg Dreyman, en la secuencia en la que interpretaba al piano Sonata para un hombre bueno -compuesta por Gabriel Yared-, basada en La Appassionata, de Beethoven. Esta escena es el gérmen de la película.

 

Empatía e identificación en el film de Von Donnersmarck “La vida de los otros”.

 

https://youtu.be/WitN-IN07xI

 

Ciencia para la vida

Desde hace unos años, la ciencia se ha adentrado en cuestiones como la felicidad, la motivación, la creatividad, las relaciones personales o la toma de decisiones. Y uno de los expertos en difundir las últimas averiguaciones sobre lo que realmente nos importa es Richard Wiseman, psicólogo de la Universidad de Hertfordshire que compartió con Eduardo Punset sus conocimientos y su magia.

Os recomiendo esta serie de vídeos, algunos de los conceptos que aquí aparecen los hemos mencionado en el taller.

 

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=s4wPh2wJHAs]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=4_Km9zQ_1bU&feature=related]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=KG9eYeyoQgU&feature=related]

Casablanca

Magistral la escena en la que Ingrid Bergman le pide a Humphrey Bogart unos salvoconductos para huir de Casablanca y salvar a su marido de los nazis. Esta escena muestra una gran diversidad de emociones que a veces son difíciles de percibir e identificar. La actriz pasa en menos de 2 segundos de una emoción a otra de forma asombrosa:

1.    Tono cordial
2.    Suplica
3.    Se enfada
4.    Llora
5.    Se sorprende
6.    Muestra rabia y se pone agresiva
7.    Llora
8.    Se derrumba

Mientras Rick (Humphrey Bogart) se muestra inexpresivo porque cree que trata de manipularlo emocionalmente para obtener los salvoconductos hasta que comprende que está equivocado y que entre los dos aún hay algo, en ese momento su rostro se relaja y muestra una expresión entre sorpresa, preocupación y tristeza.

https://www.youtube.com/watch?v=IvWbEyBjEms.