Psicología sanitaria (adultos/adolescentes)

Servicios de psicología presencial

La terapia psicológica siempre ha de ser llevada por un/a profesional de la psicología especializada/o. Mi especialidad es con adultos, intervengo en problemas psicológicos y en las conductas problemáticas que esos problemas le producen.

El objetivo de toda terapia consiste en conseguir que la persona controle y decida sobre su propia vida, sin depender de nadie, ni siquiera del/la profesional que le está ayudando en ese momento (psicólogo/a).

La vida de las personas que acuden a terapia está fuera de la consulta, por tanto, mi papel como psicoterapeuta consiste en tratar de enseñarles recursos para que adquieran seguridad en sí mismas y puedan ser independientes y enfrentarse a sus propios problemas sin necesitar a nadie.

Mi especialidad clínica son los trastornos del estado de ánimo, en particular, la depresión y los trastornos de ansiedad. Lo que ocurre es que normalmente estos trastornos suelen ir ligados a otras patologías como las adicciones o trastornos de personalidad.

La ansiedad es un estado de ánimo suscitado por la incertidumbre de algo que nos importa y que escapa a nuestro control, es una enfermedad nerviosa discapacitante que raramente se cura sin ayuda psicológica y farmacológica. 

En cuanto a la depresión, muchas veces los pacientes la confunden con un duelo por la pérdida de un ser querido o por la ruptura con la pareja, o con continuos conflictos y peleas de pareja, dificultades de convivencia y educación con los hijos, problemas de estrés laboral, dolor crónico, cansancio por el cuidado de personas dependientes, déficit en las habilidades sociales, etcétera. Todas estas circunstancias pueden llegar a acabar en depresión pero no son la depresión en sí misma.

La depresión es una enfermedad muy grave, es incapacitante, no permite trabajar, dormir, estudiar, comer ni disfrutar de la vida al deprimido.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión afecta en el mundo a unos 121 millones de personas, y una de cada cinco personas llegará a desarrollar un cuadro depresivo en su vida, aumentando este número si se añaden otros factores como enfermedades médicas o situaciones de estrés. Algunas personas están más predispuestas a padecerla, aproximadamente un 15% de la población sufre algún episodio a lo largo de su vida. Además, se prevé en el año 2020, la depresión pase a convertirse en la segunda causa más común de discapacidad, después de las enfermedades cardiovasculares. Se estima que afecta a 1 de cada 6 españoles en algún momento a lo largo de su vida. A pesar de ser una enfermedad frecuente, sin embargo, sólo una minoría de las personas depresivas solicita o reciben tratamiento.

El riesgo más grave de la depresión es que comparada con otra enfermedad mental aumenta de forma exponencial la ideación y conducta suicida. En España se suicida una persona cada dos horas y media, siendo el suicidio la causa externa de mortalidad más frecuente.

La depresión se puede curar y el suicidio se puede prevenir gracias a la terapia psicológica y ayuda farmacológica.

Otra de mis especializaciones en clínica es el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP).

El Trastorno Límite de la Personalidad es una enfermedad mental grave y crónica, que se caracteriza por patrones prolongados de gran inestabilidad emocional, en las conductas y en las relaciones interpersonales, lo que conlleva alteraciones en muchas áreas de su vida: académica/laboral, afectiva, relacional y familiar. Las personas afectadas por este trastorno tienden a mostrar:

  • Dificultades en regular sus emociones y pensamientos.
  • Conductas impulsivas que pueden incluir autolesiones e intentos de suicidio.
  • Dificultades en mantener comportamientos estables y dirigidos hacia metas vitales como establecer relaciones inestables con los demás.

Normalmente los primeros síntomas se presentan en la adolescencia (etapa clave en el desarrollo de la personalidad) o en los primeros años de adultez. El diagnóstico es complejo debido a que a menudo se presenta combinado con otros trastornos mentales como la depresión, la ansiedad, trastornos de conducta alimentaria, los trastornos de déficit de atención o la adicción a sustancias.

Se estima que afecta entre el 1 y el 2% de la población general y que puede llegar a representar el 10% de los diagnósticos psiquiátricos.

Aunque se considera un trastorno mental grave, puede tratarse con eficacia mediante tratamientos específicos obteniendo resultados satisfactorios y consiguiendo que las personas afectadas lleven una vida más estable.

Hoy en día, existen distintos enfoques terapéuticos, en mi caso estoy formada y sigo formándome, en la Terapia Dialéctica Conductual (DBT) desarrollada por Marsha Linehan (1993). La DBT combina técnicas de la Terapia de aceptación y compromiso de Hayes, de la psicología Zen y de la filosofía dialéctica. Incluye cuatro componentes: terapia individual, entrenamiento grupal en habilidades (skills training, etc.), soporte telefónico y tratamientos auxiliares. Actualmente, la DBT es el tratamiento más efectivo y con mayor evidencia empírica para este tipo de trastorno.

La DBT incluye modificaciones específicas para adaptar el tratamiento a la complejidad del trastorno: incorpora estrategias de validación y de aceptación que se complementan con intervenciones orientadas al cambio. Respecto al manejo de la psicopatología, la terapia integra la adquisición de nuevas habilidades con aspectos motivacionales y con la aplicación y generalización de éstas al día a día de los pacientes.

Soy la socia número 15 de la Asociación Española de DBT (asociacionespanoladedbt.com)

Servicios de psicología online

Consultar a un psicólogo online ya no exige acudir a consulta. La psicoterapia en línea, permite acceder a una atención psicológica de calidad a través de videoconferencia o por teléfono.

Para solicitar un servicio de psicología online ha de reservar su sesión online y, en el día y a la hora acordados, me encontraré al otro lado de la pantalla de su ordenador o de su móvil.

Realizo consultas psicológicas online (por videoconferencia) o por teléfono.

Es un servicio exclusivo para mayores de 18 años.

Llame al 615839876 (o envíe un whatsapp) para más información.

Le garantizo una atención psicológica online eficaz, personalizada y confidencial.