Sesión 16 de diciembre

Posted: diciembre 19, 2011 By: Comment: 0

“Allí estaba él como tantas otras veces trabajando en sus proyectos. Aprovechaba la mínima oportunidad para observarle. Parecía cansado, quizá triste, se movía de forma autómata y de vez en cuando se quedaba absorto mirando la pantalla del ordenador. Sabía perfectamente lo que sentía por aquel hombre y también sabía que nunca podría decirle lo que sentía. El sentimiento no era lo suficientemente intenso como para hacerlo  pero tampoco lo suficientemente débil como para olvidarlo. Tardaba todo lo posible en irme a casa y cuando lo hacía experimentaba una gran tristeza, en cuanto cruzaba la puerta ya estaba deseando que fuera el día siguiente para volver a encontrarme con él. Por la noche soñaba que al fin le comunicaba mis sentimientos, pero nunca lo hice, siempre existió una gran distancia entre los dos. Un día no regresó al trabajo, nunca más volví a verle.”

Así son las emociones…

En ocasiones su fuerza nos impulsa a actuar, pero en otras nos lo impide. Cuando alguien trabaja en algo que no le gusta, en algo que cree que no es útil para él, se siente triste y hastiado. Aunque intente seguir en el trabajo sabe que lo detesta y su propio estado de ánimo impide su buena ejecución. En estos casos razón y emoción van de la mano, no hay conflicto, la solución es sencilla. Pero en otros momentos, las emociones son más confusas, nuestros pensamientos creen saber algo que la emoción no sabe, en estas circunstancias, razón y emoción entablan una dura batalla que parece no tener solución.

Acabamos este trimestre con el módulo introductorio de las emociones del curso. Durante estos tres meses que llevamos juntos hemos trabajado con el concepto de emoción y sus principales características. Hemos visto el origen de nuestras emociones en cada uno de nuestros tres cerebros. Y para finalizar hemos estudiado cómo las emociones influyen sobre nuestra razón y viceversa. Hemos aprendido que “A mal tiempo, buena cara” o que “Cada uno de nosotros determinamos el color del cielo del universo emocional en el que vivimos”.

Estas vacaciones seguimos trabajando. Os animamos a continuar con vuestros mandalas, a reflexionar sobre las situaciones emocionalmente relevantes de vuestras vidas, a identificar vuestras emociones, explicitar la conducta, reflexionar sobre el pensamiento que habéis tenido durante esa emoción y finalmente explicar las consecuencias que han tenido vuestras conductas y verbalizaciones. También podéis trabajar el ejercicio sobre la publicidad navideña que intentará aprovecharse de nuestra “debilidad” emocional para vendernos cualquier cosa y podéis ir recopilando refranes y dichos sobre emociones.

Para los que no sepáis qué regalar estas fiestas aquí os lanzo algunas sugerencias (os aseguro que no tengo ningún tipo de comisión):

DICCIONARIO DE LA FELICIDAD. DE LA A A LA Z. Beatriz Vera Poseck. Ed., Integral, 2010

Un apasionante recorrido por las cosas buenas que tenemos todas las personas. Porque la vida puede ser siempre algo que merece la pena vivirse, el secreto está en aprender a sacar el máximo partido a nuestro día a día, poner en marcha nuestras fortalezas personales, aprender a reconocer y disfrutar de nuestras emociones positivas.

Ver el lado bueno de la vida no es ser frívolo ni superficial sino apostar por la felicidad. Porque la felicidad no debe buscarse fuera sino en nuestro interior. En esta Enciclopedia de la felicidad encontraréis consejos, ejercicios y actividades sencillas para sacar el máximo partido a la vida.

Optimismo, ilusión, esperanza, amor, honestidad, humor, pasión… de la A a la Z, todo un abecedario positivo que os ayudará en la tarea de ser feliz.

CÓMO POTENCIAR LAS EMOCIONES POSITIVAS Y AFRONTAR LAS NEGATIVAS. Carmen y Juana Maganto Mateo. Ed. Pirámide

Como los buenos libros tiene tres partes. En la primera se expone qué son los sentimientos y cómo reconocerlos. Se insiste mucho en que seamos capaces de reconocer e incluso ponerle nombre a lo que sentimos porque sólo se puede trabajar con lo que se reconoce. Destacan los ejemplos y las explicaciones claras de un tema que parece complejo. Frases como “no se aplaude con una sola mano” para ilustrar que si queremos salir de una situación debemos usar todas nuestras fuerzas y no hacernos las victimas dejan evidenciados nuestros apegos, limitaciones y potencialidades.

La segunda parte trata emociones concretas como la agresividad, la ira, el optimismo, la resiliencia, el miedo, la envidia etc. En cada tema se explica qué es, cómo surge y cómo afrontar o potenciar varias emociones. Es la parte más práctica y trata las grandes emociones diarias, las más positivas y las más negativas. No viene un solo modo de afrontar sino decenas de alternativas posibles en cada sentimiento, o de potenciarlas en el caso de las positivas.

La tercera parte son recetas de cómo tratar todas las emociones en general. Las que aparecen señaladas en el libro y las que no. Como trabajar nosotros mismos nuestros sentimientos para no ser víctimas de ellos. Capítulos de instrucciones con el título “Tomar vitaminas afectivas y proporcionar caricias emocionales “ o “No utilice disfraces emocionales” dan instrucciones claras y concretas de cómo manejarse para ser más positivo y emocionalmente más sano cada día. Todo el texto tienes cientos de referencias a autores que han trabajado estos temas, es decir que aunque está escrito de forma clara, fácil y practica lleva un respaldo científico importante.

En resumen un libro para abordar eso que no nos enseñaron nunca en el colegio, en la facultad, ni en casa y que es tan parte de nosotros que puede mejorar o estropear cada paso que damos. Una jarra de agua fresca para beber cuando no sabemos ni que teníamos sed.

Nada más, recordad nuestros tres consejos para estas Navidades:

– Sonrisa de oreja a oreja (aunque por dentro sintáis tener un cuchillo entre los dientes)

– Empatía y comprensión hacia el otro: no todo el mundo es inteligente emocionalmente, recomendadle nuestro curso 😉

– Cuando hayáis salido airosos ante una situación emocional complicada, atribuiros el éxito. El mérito es totalmente vuestro, habéis aprendido a regular vuestras emociones destructivas, bravo¡

Pasad unas muy felices fiestas…

AUTHOR

Elvira Vague

All stories by: Elvira Vague

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *