Sesión 27 de enero

Posted: enero 29, 2012 By: Comment: 0

Es necesario que escuchemos nuestros miedos: son un sistema de alarma maravilloso para enfrentarnos a los peligros. Pero no debemos someternos a ellos: a veces este mecanismo se estropea. Como si fuera una especie de alergia, el miedo se dispara y se convierte en fobia o en ansiedad. Somos tan responsables de estos grandes miedos, exagerados e incontrolables, como lo seríamos de ser alérgicos, diabéticos o asmáticos. No elegimos tener miedo, mucho menos de estar aterrados. Pero en cambio, podemos elegir aprender a comprender el miedo a fin de enfrentarnos mejor a él.

Esta semana hemos comenzado con la emoción del miedo, una emoción sumamente adaptativa ya que nos sirve de sistema de alarma ante un peligro que puede salvarnos la vida. Un muy buen ejemplo de miedo adaptativo es la sensación que experimentamos al pasear por una montaña, si vamos por un camino muy escarpado, una mirada al vacío nos muestra que una caída sería mortal, vista la altura del desnivel y las afiladas rocas que hay debajo. El miedo que sentimos nos hace ir despacio y mirando bien donde pisamos. El miedo nos protege.

Sin embargo el miedo puede volverse patológico, normalmente cuando se desata con demasiada frecuencia en umbrales de peligrosidad muy bajos. Volvamos a nuestro paseo por la montaña, una persona con acrofobia (fobia al vacio) se quedaría paralizada del terror. Su cuerpo sería un amasijo de sensaciones espantosas e inquietantes: el corazón se le dispararía, las piernas le flaquearían, el sudor recorrería todo su cuerpo, ruido intestinal, temblores, la cabeza le daría vueltas… Se pegaría a la roca para seguir avanzando, no podría seguir el paseo sin la ayuda de alguien a quien rogararía que le alejara de allí.

La semana próxima hablaremos de la ansiedad uno de los miedos desadaptativos más comunes en la población general.  Mediremos cuánta ansiedad tenemos en estos momentos y si la ansiedad forma parte de nuestra personalidad. Y por supuesto continuaremos con nuestra sesion de Mindfulness.

Os esperamos

Elvira

AUTHOR

Elvira Vague

All stories by: Elvira Vague

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *